Consejos para tu auto

Códigos OBD II – ¿Qué son y cómo se leen?

Ernesto Villa
08 abril, 2022

A día de hoy, diagnosticar un problema en el funcionamiento de un auto es relativamente sencillo gracias a los códigos OBD II. Estas claves especiales permiten a los mecánicos conocer con cierta precisión en qué parte del vehículo se genera el problema que le afecta.

Códigos OBD II

De esta manera, es posible ahorrar mucho tiempo y esfuerzo al acudir directamente a la causa del problema.

A continuación te contamos en qué consisten y cómo se leen los códigos de fallas OBD II. Sigue con la lectura para no perderte ningún detalle.

Ver: Servicio de grúas cerca de mí en USA – ¿Dónde buscar?

¿En qué consisten los códigos OBD II?

Los códigos OBD II son una serie de códigos de error o falla que se presentan en los vehículos y provocan que la luz de “Check Engine” o “Revisar Motor” se encienda.

Ver: ¿Por qué prende check engine en el tablero?

Los fabricantes de automóviles implementaron el sistema de diagnóstico a bordo OBD II en el año 1996.

Este consiste en una serie de códigos de diagnóstico universales que permiten detectar distintas averías en los autos con facilidad.

El sistema se compone por una serie de sensores distribuidos por todo el automóvil y un conector por medio del cual es posible conocer los datos registrados por cada uno de ellos.

Gracias a esto, el sistema OBD II es capaz de proporcionar al usuario una idea general sobre el funcionamiento del vehículo.

También es capaz de alertarle sobre cualquier fallo detectado por los sensores en los sistemas eléctricos y mecánicos.

De esta forma, cuando el automóvil presenta una falla, el OBD II registra las condiciones en las que el motor se encuentra funcionando a través de datos de cuadro congelado.

Así, genera un código de error que se guarda automáticamente en la memoria del sistema hasta que el mismo es reparado o borrado.

Para utilizar el sistema de análisis a bordo, se debe emplear un escáner especial por medio de un conector universal que permite acceder a la información del vehículo.

Ver: Car wash cerca de mí en Estados Unidos

¿Cómo acceder a los códigos?

Como se ha destacado con anterioridad, para poder verificar y leer los códigos de fallas OBD II es necesario hacer uso de un conector especial, conocido como puerto OBD II, que, generalmente, se encuentra debajo de la columna de dirección del vehículo.

Al conectar un escáner a este puerto, el mecánico puede acceder a la Unidad de Control del Motor, también conocida como ECU.

Esta última funciona básicamente como el cerebro del auto, registrando y controlando una amplia variedad de parámetros para garantizar el buen funcionamiento del mismo.

Códigos OBD II

Entre esos se destacan:

  • La inyección de combustible
  • La apertura y cierre de las válvulas
  • El punto de ignición
  • Entre otros

Así, la Unidad de Control del Motor recopila una serie de datos por medio de los distintos sensores del auto. Cuando uno de ellos registra un funcionamiento inapropiado de alguno de los componentes, envía un código de error.

De esta forma, los mecánicos pueden conectar un escáner al puerto OBD II y leer el código de error para determinar en dónde se encuentra la falla del vehículo.

Esto permite ahorrar mucho tiempo y facilita enormemente el diagnóstico de problemas en los autos.

Ver: ¿Conoces las partes del coche en inglés?

¿Cómo se leen lo códigos OBD II?

Los códigos OBD II se componen por una serie de combinaciones de letras y números que permiten a la persona que los lee conocer con exactitud en dónde se encuentra el problema que genera el error.

A continuación, presentamos un ejemplo de código OBD II, así como su significado y las distintas variantes que el mismo podría presentar.

Supongamos que al conectar el escáner al auto por medio del puerto correspondiente, recibimos el siguiente código de error OPD II: P0123. En este caso, el código puede leerse de la siguiente manera:

¿Cómo leer códigos OBD II?

  • El primer elemento del código, la letra “P” simboliza el Sistema de Código de Problema. Este utiliza distintas letras para indicar a quien lo lee en qué parte del auto se origina el inconveniente, pudiendo ser:
  • “B” para la carrocería.
  • “C” para el chasis.
  • “P” para el conjunto de potencia (Motor o transmisión).
  • “U” para la red de comunicación.
  • El segundo dígito del código, en este caso el número 0, se utiliza para identificar el tipo del código, el cual puede ser:
  • “0” para códigos estandarizados (ISO/SAF).
  • “1” para códigos específicos del fabricante.
  • En cuanto al tercer elemento del código, en este ejemplo, el número 1, es empleado para indicar cuál de todos los sistemas del auto es el que exhibe la falla. Cada uno de los cuales se representa por medio de un número diferente, los cuales pueden ser:
  • “1” para el sistema de inyección de aire secundario.
  • “2” para el sistema de combustible.
  • “3” para el sistema de ignición.
  • “4” para el sistema de monitoreo del escape.
  • “5” para el control del ralentí o el control de crucero.
  • “6” para una señal de entrada o salida desde la Unidad de Control del Motor.
  • “7” u “8” para el sistema de transmisión.
  • Mientras tanto, los dos últimos elementos del código, los números 2 y 3 en nuestro caso, se emplean para ofrecer una descripción exacta del problema.

De esta forma, ahora sabrás cómo leer códigos OBD II. Esta información te será de gran ayuda y te permitirá ahorrar mucho tiempo al momento de diagnosticar una falla en el funcionamiento de tu auto.

Ver: Cerrajero de autos a domicilio cerca de mí en USA- ¿Dónde buscarlos?