Buscan prohibir Glovo, Rappi y Pedidos Ya en Buenos Aires

Así lo resolvió un fallo de la Justicia porteña, que ordena al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires prohibir de “forma inmediata” el funcionamiento de Rappi, Glovo y Pedidos Ya en Buenos Aires hasta que cumplan con las normas legales vigentes…

¿Por qué se quiere prohibir las plataformas de mensajería?

Por considerar que no cumplen con los requisitos mínimos de seguridad establecidos en el Código de Transporte.

Casi el 80 % de los repartidores circulan con la caja de delivery cargada en su espalda, cuando debería estar agarrada a la bicicleta o moto, el 70 % no usa ningún seguro y más del 50 % no utiliza casco, según un reciente relevamiento.

La resolución, anunciada este 10 de abril de 2019 en el portal iJudicial, indica:

“Es necesario aplicar las medidas coercitivas necesarias para lograr que se dé cumplimiento estricto y sin demora a las disposiciones contenidas en el Código y en su decreto reglamentario, al menos en lo atinente a utilización de casco, de luces reglamentarias, y en caso de llevar caja portaobjetos, que la misma se encuentre asegurada al vehículo, así como existencia de seguro y de libreta sanitaria en caso de transporte de sustancias alimenticias (artículos)”.

¿Qué dice APP sobre fallo contra Glovo, Rappi y Pedidos Ya en Buenos Aires?

La APP (Asociación de Personal de Plataformas), sindicato que aglutina a los repartidores que trabajan para plataformas, expresó:

“Vemos con buenos ojos el fallo pero nos preocupa que las plataformas descarguen estas obligaciones con más costos sobre los trabajadores”.

Juan Manuel Ottaviano, abogado laboralista y representante de APP, dijo a Página 12:

“Es importantísimo que el fallo descargue todo el peso de la ley sobre las plataformas pero el problema es que en la calle las multas recaen sobre los trabajadores. La Policía para a los repartidores como si fueran motochorros”.

Al respecto, el fallo destaca que la responsabilidad es de las empresas y no de los repartidores, que suelen ser multados por los inspectores de tránsito si constatan esta clase de faltas.

De acuerdo con el juez Andrés Gallardo, quien firmó el fallo, las empresas son las que deben garantizar las condiciones de seguridad de sus trabajadores: uso de casco, luces y bandas refractarias, caja colocada en el vehículo, seguro de vida y accidentes.

La orden definitiva de prohibición debería ejecutarla el Gobierno de la Ciudad, a través del Ministerio de Transporte o de Trabajo.

Esta decisión judicial surgió tras un relevamiento realizado por la Policía de la Ciudad en base a cientos de motos y bicis que prestaban servicios para Rappi, Glovo y Pedidos Ya en Buenos Aires.

El abogado considera que las plataformas deben registrar a los trabajadores para que sean las empresas las responsables de los costos de seguro y otras regulaciones municipales.

“Los repartidores en bici deberían tener por ejemplo un seguro de riesgos contra terceros y ART pero la plataforma los obliga a contratar un seguro de responsabilidad civil».

“Impedir que funcione una aplicación requiere intervenir internet y eso supone otras medidas… Entonces el Gobierno saca a los policías y agentes de tránsito para multar a los trabajadores por el incumplimiento de su empleador pero no persigue al empleador. Los choferes y repartidores son los que soportan el precio de la prohibición y las sanciones”.

Te puede interesar:


Comentarios

Dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.