La criptomoneda Eco, el nuevo proyecto de uno de los cofundadores de Uber

Desde su cuenta de Twitter, el 1° de marzo de 2018 el cofundador de Uber, Garrett Camp, dio a conocer un avance de lo que será la plataforma y criptomoneda Eco, proyecto que pretende construir un protocolo de moneda global distribuido y accesible….

La intención es convertir a Eco en un simple medio de pago a nivel mundial para adquirir productos y servicios, sirviendo como una plataforma para pagos cotidianos y transacciones de valor.

El deseo de Camp es recuperar la promesa original de las criptomonedas y servir como un medio de pago instantáneo, accesible y sin fronteras para las masas, según dijo a Fortune.

Eco sin ICO

Evitando posibles complicaciones legales y a diferencia de muchos otros proyectos, no habrá ICO (oferta inicial de moneda) para Eco; es decir, no habrá una recaudación previa de fondos para el proyecto.

Ahora, 20 y pico de marzo de 2018, los interesados pueden conseguirla de forma gratuita, simplemente registrándose en la web de Eco.

Deben reservar algunos activos de la moneda digital, los cuales serán recibidos cuando comience a operar.

El proceso para adquirir la criptomoneda puede hacerlo cualquier persona desde cualquier país del mundo, haciendo clic donde dice:

“Reserve your free Eco”

Se te solicitarán tus datos (nombre, e-mail) y una vez completado ese breve formulario, recibirás el código de verificación en tu correo electrónico.

¿Qué es Eco?

“Eco está diseñando un protocolo de moneda global y una plataforma de código abierto, que no es controlada por ningún individuo, organización o nación”, dice el documento oficial sobre Eco, proyecto que busca “construir y operar una infraestructura financiera de distribución uniforme y cooperativa.

De este modo, uno de los fundadores de Uber se acerca a la revolucionaria tecnología blockchain, por medio del desarrollo de su propia criptomoneda y plataforma Eco, orientada a servir como alternativa de otras criptodivisas como Bitcoin o Ethereum.

En dicho documento, se indica que la intención es abordar y resolver 3 problemas comunes entre las monedas digitales, vinculados a:

  • la verificación de la red de nodos
  • la accesibilidad y usabilidad de las aplicaciones
  • la eficiencia de las transacciones para reducir el consumo total de energía.

Usabilidad

Los impulsores de Eco sostienen que para conseguir la adopción de una nueva plataforma tecnológica resulta clave su usabilidad.

Por ello, la idea es ofrecer una mejor y más simple experiencia para el usuario, apartándose de proyectos “escritos por desarrolladores para desarrolladores”.

De este modo, los desarrolladores de Eco crearán interfaces simplificadas y accesibles para el usuario, como lo son los mensajes de texto, pudiendo crear cuentas del tipo: eco.com/tim o eco.com/manuel y elegir “enviar 5 Eco a Tim”; así como billeteras electrónicas (monederos) de fácil uso para cualquier persona.

1 billón

Otro de los objetivos de Eco es reducir la desigualdad que actualmente existe en ladistribución de las monedas digitales, garantizando que la mayoría del valor económico generado por la plataforma, se distribuya a su comunidad de forma equitativa.

Para esto, se planea asignar tokens algorítmicamente a su comunidad durante varios años, asegurando que dicho valor creado se distribuya equitativamente a lo largo del tiempo.

Inicialmente, se emitirán un billón de tokens (1.000.000.000 de unidades).

  • El 50% serán destinados a los primeros mil millones de usuarios registrados en la web de Eco.
  • Un 20% irá para los nodos verificados (universidades asociadas) y su red de desarrolladores e investigadores.
  • Un 10% se destinará a asesores
  • Un 10 % para socios estratégicos
  • El otro 10% para la Fundación Eco, encargada de crear y mantener la red.

El CEO de Uber y algunos socios afiliados a la compañía de inversión Expa, donarán el equivalente a $10 millones de dólares a modo de presupuesto operativo.

Diferente al minado de Bitcoin: una red conformada por universidades

En la red Bitcoin, cualquier nodo puede unirse en cualquier momento. El enfoque de Eco será distinto, a partir de nodos distribuidos y ejecutados por organizaciones verificadas.

La blockchain de Eco está diseñada para ejecutarse en nodos verificados, en vez de hacerlo en las máquinas de una red anónima de voluntarios y busca recompensas de minado.

Camp dijo que al principio quiere asociarse con las mejores universidades e institutos de investigación para la administración de estos primeros nodos.

Al comienzo, la red aceptará unos pocos cientos de nodos, apuntando a universidades de más de 50 naciones.

Se busca formar una red verificada, en que las universidades se encargarán de ejecutar los nodos.

Se trata de una alternativa a la minería de Bitcoin, proceso responsable de generar las criptomonedas a través del procesamiento y resolución de ecuaciones matemáticas; una actividad que consume una gran cantidad de energía eléctrica y actualmente, muy concentrada en unas pocas entidades que dominan la mayoría del poder minero.

Eco, en cambio, no permitirá que el proceso de minado sea realizado por partes desconocidas, sino que sólo “por organizaciones elegidas y verificadas”. No podrán ser ejecutados por entes anónimos, como sí es posible en la red de Bitcoin.

Para dar soporte a la red y confirmar las transacciones, sólo se utilizarán nodos verificados. Si bien esta medida podrá reducir la posibilidad de ataques, según algunos esto supone una muestra de que no se trata de una moneda digital descentralizada en su forma de operar.

De acuerdo con los impulsores del proyecto, dado que la red crecerá de modo gradual sólo con organizaciones seleccionadas, “la tasa de hash de la red puede mantenerse constante en todos los nodos que cooperan. Esto permitirá a Eco consumir mucho menos electricidadmientras se mantiene la integridad del sistema…”.

La intención es que no haya una red de mineros consumiendo mucha energía, haciendo que los procesos de verificación y transacción sean más eficientes en cuanto al consumo energético.

Incentivos colectivos para la red de nodos

A diferencia de Bitcoin, donde prima la recompensa individual, la red Eco funciona en base al incentivo colectivo. Cuando un bloque es minado; es decir, exitosamente extraído, los tokens se distribuyen por igual y de inmediato a todos los otros nodos. 

En vez de haber mineros de criptomonedas compitiendo entre sí por su recompensa, bajo el sistema propuesto por Eco cada vez que un nodo confirma un bloque de transacciones, la recompensa de criptomonedas se distribuye a través de la red a todos los nodos.

En este escenario, las personas que ejecutan nodos  (…) reciben el incentivo de hacer lo mínimo para confirmar el próximo bloque, de modo que todos ganen dinero. Este cambio económico significa que los mineros no estarán motivados a invertir tantos recursos informáticos en estos problemas, reduciendo así la energía consumida“, reseña Fortune acerca del white paper o documento oficial sobre Eco.

Web Eco

Documento oficial sobre Eco

Artículo publicado en Criptodinero.es, web dirigida a iniciados que quieran interiorizarse en el mundo de las criptomonedas, ICOs y otros proyectos basados en la tecnología blockchain.


Etiquetado:

Comentarios

Dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.