¿Préstamos de Uber? – Deudas para seguir al volante

Préstamos de Uber para los conductores. Eso es lo que la empresa está cocinando a puertas cerradas, lo cual podría ser más un problema que una facilidad…

Préstamos de Uber de créditos a corto plazo

A inicios de setiembre de 2019, conductores de Uber en EE.UU. recibieron una comunicación de la empresa a través de la app, informando que la compañía estaba desarrollando un nuevo producto financiero para ayudarlos «en un momento de necesidad».

«Si Uber proporciona acceso a préstamos asequibles», preguntó un cuestionario adjunto, «¿qué posibilidades hay de que aproveche este producto?»

Al parecer, los conductores podrán obtener créditos a corto plazo de hasta $ 500 o más, deudas que podrían saldarse conduciendo para Uber.

Lanzado ya en Brasil, Perú e India, el programa aún no sido anunciado ni implementado en EE.UU. Por ejemplo, en Perú se ofrecen préstamos desde 300 soles. 

Estos préstamos de Uber se enmarcan en la nueva subsidiaria de la empresa, Uber Money, la cual apunta a dar acceso a servicios financieros como tarjetas de crédito y cuentas bancarias.

Ver: Uber Money – Servicios financieros para conductores

El posible alto costo de los préstamos de Uber

De acuerdo con una columna de opinión de la docente en derecho laboral, Veena Dubal, publicada en The Guardian, este nuevo programa de préstamos de Uber «podría atrapar a los conductores en ciclos de deuda aplastante».

Para la experta, con la excusa de ofrecer acceso al sistema financiero, la empresa puede crear «una nueva forma cruel de peonaje digital».

El peonaje es un término que comenzó a usarse como reemplazo de la esclavitud en el sur de Estados Unidos tras la guerra civil para nombrar un sistema de explotación económica en que los trabajadores deben trabajar para pagar las deudas contraídas con sus empleadores.

Si bien aún no se sabe qué tasas de interés cobrará Uber, el propio modelo de negocios de la empresa permite «usar los préstamos para atrapar a los conductores en deuda y mantenerlos al volante«, critica Dubal.

«En lugar de extender la riqueza y las oportunidades, el acceso a los préstamos del día de pago y las tarjetas de crédito a menudo representa lo que los sociólogos han llamado inclusión predatoria: atraer a los grupos históricamente marginados al sistema económico de manera que recrea y afianza las desigualdades existentes».

Veena Dubal

Los préstamos de Uber tienen el potencial de endeudar a los conductores y obligarlos a conducir más horas por menos dólares, todo para saldar sus deudas.

Como dice el refrán (y tal como suele suceder con variados tipos de préstamos), ‘pan hoy y hambre para mañana’.

Los conductores podrían quedar de rehenes, debiendo trabajar para pagar sus préstamos y para obtener acceso a cuentas bancarias que, de otro modo, no podrían tener.

Falsas promesas del pasado

En 2017 Uber recibió una multa de $ 20 millones por parte de la Comisión Federal de Comercio de EE.UU. por engañar a los conductores sobre sus programas de financiamiento de vehículos.

Los conductores que utilizaron dichos programas ganaron mucho menos de lo prometido y muchos recibieron tasas de interés más altas en comparación a las que hubieses obtenido con préstamos y arrendamientos para automóviles.

Como ejemplo, The Guardian menciona el caso de Aslam, un conductor de Uber a tiempo completo, que solo sigue conduciendo para la app porque debe dinero de su vehículo. Semana a semana, Uber deduce automáticamente el pago del automóvil de sus ingresos.


Dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.