El drone de Uber cada vez más cerca

Ya está el drone de Amazon y pronto llegarán otros vehículos no tripulados para la entrega de pedidos a cargo de grandes empresas. En un futuro cercano, también veremos sobrevolar al drone de Uber, Microsoft o Apple…

Plan piloto: el drone de Uber Eats en California

El actual CEO de la empresa, Dara Khosrowshashi, anunció que utilizarán drones para transportar comida en San Diego, al servicio de Uber Eats en California.

Se trata de una prueba piloto, aprobada por el gobierno de EE.UU. La idea es que los pedidos lleguen a los usuarios en un lapso de entre 5 y 30 minutos, dependiendo si se solicita a través de un socio repartidor o vía drone, explicó Khosrowshashi.

Uber no puede dedicarse solamente a los automóviles. Tiene que centrarse en la movilidad”, afirmó en entrevista con Bloomberg y aseguró que Uber Eats es el principal actor en el mercado de entregas de comida a domicilio a nivel global.

Te puede interesar el siguiente artículo:

Uber Eats en California: requisitos y ciudades donde está disponible

El drone de Uber, Microsoft, Apple, Intel o Fedex

¿Es un ave, un avión, Superman, un OVNI o un drone? En unos años, el tránsito aéreo puede adquirir proporciones que hoy ni imaginamos, con la presencia masiva de dispositivos voladores merodeando por los aires para llegar a destino como la cigueña, descargando desde teléfonos móviles a pedidos de comida.

Ya lo hace Amazon a través de Prime Air, diseñado para entregar paquetes en 30 minutos o menos, empleando vehículos aéreos no tripulados, más conocidos como drones.

Adelantándose a un futuro y cercano problema, EE.UU. quiere avanzar en la regulación de drones para uso comercial.

En ese marco, el pasado miércoles 9 de mayo de 2018 el Departamento de Transporte de EE.UU. dio permiso para que varias compañías puedan superar el límite en vuelos de aviones no tripulados y así testear la tolerancia de las personas en relación a los dispositivos de entrega, seleccionando para ello un radio que abarca 10 gobiernos estatales, locales y tribales.

Los proyectos presentados incluyen a las empresas Uber o Qualcomm Inc., así como diversos lugares de EE.UU., entre ellos San Diego, Virginia, Alaska; o también Florida, donde se quieren utilizar drones para el lanzamiento de spray de fumigación sobre mosquitos.

Además del drone de Uber Eats en San Diego, donde la compañía ya está trabajando para crear estaciones de aterrizaje y puertos no tripulados, las empresas de tecnología Apple y Microsoft inciarán sus vuelos de prueba para la entrega a domicilio de paquetes.

Fedex, General Electric Co. e Intel están participando de un equipo liderado por el aeropuerto de Memphis para entregar pequeñas piezas de aviones en un área designada, además de inspeccionar aviones y ofrecer respuestas de emergencia.

Alphabet’s Project Wing, por su parte, usará drones para la entrega de bienes a varias comunidades; un proyecto que también servirá para colaborar en el desarrollo de regulaciones de entregas en el futuro, basado en datos de los propios residentes locales.

Entre otras fases de un largo proceso, resta que la FAA (Federal Aviation Administration – Administración Federal de Aviación) apruebe cada uno de esos proyectos.

Según la regulación actual, los drones chicos deben volar a 400 pies (120 metros) del suelo, operarse sólo durante el día y estar a la vista de sus operadores, aunque la FAA ha aprobado excepciones de vuelos nocturnos y otras operaciones ampliadas.

En octubre de 2017, la FAA anunció su UAS Integration Pilot Program, un programa concebido para que diferentes áreas de EE.UU. puedan probar vuelos más complejos que los admitidos por la presente regulación.

El Programa piloto de integración del Sistema de aeronaves no tripuladas (UAS) “ayudará al Departamento de Transporte de EE. UU. (USDOT) y a la Administración Federal de Aviación (FAA) a elaborar nuevas reglas de habilitación que permitan operaciones de menor altitud más complejas….

“Los adjudicatarios evaluarán una serie de conceptos operacionales, que incluyen operaciones nocturnas, vuelos sobre personas y más allá de la línea de visión del piloto, entrega de paquetes, tecnologías de detección y evitación y la confiabilidad y seguridad de los enlaces de datos entre el piloto y la aeronave. Los campos que podrían ver oportunidades inmediatas del programa incluyen comercio, fotografía, gestión de emergencias, apoyo agrícola e inspecciones de infraestructura…”, dice el texto de la FAA.

Uber vs deliverys – Drone de Uber vs socio repartidor  

La eventual implementación del uso de drones para Uber Eats no sólo podría impactar contra los repartidores de comida, cuya fuente de ingreso única o sustancial proviene de las entregas que efectúan para los restaurantes o bares donde trabajan.

Otros de los perjudicados podrían ser los propios socios repartidores de Uber Eats, relegados quizá ante otra tecnología que prescinde del trabajo humano directo, en caso de que demuestre ser efectiva y permita abaratar costos.

Por suerte y lamentablemente, la tecnología avanza más rápido que el hombre, o es al menos la impresión que da aunque sean seres de carne y hueso los autores de maquinarias y dispositivos inimaginables hasta en historias de ciencia ficción.

Se acercan los taxis voladores de Uber, se vienen las computadoras cuánticas, ya se desarrollan estructuras descentralizadas para la transacción y el almacenamiento de datos, drones delivery, robots que corren, Terminators en potencia, micro robots invisibles y un gigantesco etc.

Te puede interesar el siguiente artículo:

Los taxis voladores de Uber llegarán en 2023

El robot sale a correr


 

Fuente: Bloomberg

Comentarios

Dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.